¿Y si estuviéramos en un mercado bajista?

En la última sesión de octubre, las estrategias que operan acciones tendencialmente (tendencial, rotacional y Russell 1000) indicaron que había indicios de mercado bajista y que era mejor, estadísticamente hablando, dejar de operar hasta que el mercado se recuperara.

Evidentenemente nadie puede saber si estamos en un mercado bajista o no, por eso los sistemas toman esa medida preventiva, ya que si lo estamos, las consecuencias de mantener acciones en cartera pueden ser desastrosas, mientras que si no las mantenemos…

Precisamente este artículo va de eso. ¿Que ha sucedido en el pasado cada vez que los sistemas de acciones tendenciales dejaron de operar?.

Para saberlo, en el equipo Quant USA hemos confeccionado una cartera de estrategias para mercados bajistas. Es la que vamos a utilizar a partir de ahora y estará formada por:

  • 16% Estrategia Reversión. Ya conoceis esta estrategia, pues la operamos desde el principio. Opera acciones del Nasdaq 100 susceptibles de rebotar.
  • 40% Estrategia IBS.  Esta estrategia es nueva en el compartimento. La operaremos en largo sobre el futuro mini del SP500. Como breve descripción podemos decir, que opera cuando hay sobreventa y se produce el patrón de precios IBS en la mayoría de acciones del mercado (amplitud de mercado).
  • 40% Estrategia ETF Bonos/RV. Estamos detectando que desde unos meses la operativa con bonos no funciona, por lo que hemos adaptado esta estrategia para operar únicamente el futuro mini del SP500 en el lado largo. Si en el futuro vuelve a funcionan la operativa con bonos, la volveremos a introducir.
  • 80% Estrategia TPS. Esta estrategia ya la presentamos hace unos meses. La única particularidad es que en mercados bajistas sólo la operaremos en el lado corto.

A continuación presentamos los backtest de las dos estrategias que hemos modificado (IBS y ETF Bonos/RV) para informarles de los resultados. El análisis se ha efectuado desde 1999 hasta ayer. Incluye comisiones de compra/venta y no reinvierte beneficios.

Antes de presentar la cartera quería hacer una observación. Los mercados bajistas se caracterizan, a parte de por sus severas caídas como todo el mundo sabe, por su alta volatilidad. Esta volatilidad puede hacer que un sistema muy bueno acabe teniendo una mala operación en el peor momento y acabe dañando en exceso la cartera.  Por ese motivo hemos tomado dos medidas de gran importancia:

  • La primera va incluida en los mismos sistemas. Se trata de un dimensionamiento de la posición por volatilidad. Esto supone que, aunque un sistema pueda utilizar como máximo el porcentaje del capital indicado anteriormente, si detecta mucha volatilidad reducirá ese porcentaje y operará con menos cantidad.
  • La segunda es que hemos decidido en el equipo reducir, por seguridad, un 20% las cantidades de todos los sistemas. En este tipo de mercados, preferimos reducir el riesgo a obtener mayor rentabilidad. Los porcentajes indicados anteriormente ya están reducidos.

Una vez hecha esa observación procedemos a analizar la cartera. Para ello, lo que hacemos es decirle a los sistemas que operen sólo cuando se dan las condiciones actuales del mercado, revisables al final de cada mes.

De esta forma ellos van operando como si fuera un mercado bajista. Si a final de mes el mercado se ha recuperado dejan de operar (ya que volveríamos a nuestra anterior cartera, la que opera acciones tendencialmente) y si el mercado sigue igual pues siguen operando un mes más.

El siguiente backtest representa la suma de los cuatro sistemas, desde 1999 hasta ayer. Incluye comisiones de compra/venta y no reinvierte beneficios.

Los rectángulos rojos representan momentos dónde se creyó que podía empezar un mercado bajista, pero que finalmente no lo fue: 2004, 2010, 2011, 2015 y 2016.

Como se puede observar, la mayoría de las veces, la curva de capital acaba más alta que cuando empezó, es decir, aunque los sistemas creyeron que se avecinaba un mercado bajista que posteriormente no lo fue y acabaron en beneficios.

En los recuadros negros tenemos cuando aciertan, es decir, cuando pensaban que se avecinaba un mercado bajista y se avecinó. Como se puede apreciar, la cartera se comportó muy bien, pero vamos a verlo más detalladamente.

Periodo 2000-2003

Como vemos las estadísticas son muy buenas: Rentabilidad media anual del 17%, máximo drawdown del 8% y una relación rentabilidad/riesgo (UPI) de 9.

Periodo 2007-2009

Las estadísticas se mantienen: Rentabilidad media anual del 18%, máximo drawdown del 8% y una relación rentabilidad/riesgo (UPI) de 10.

Correlaciones

Las correlaciones entre los sistemas en esos periodos fueron:

Conclusiones

No queremos crear falsas expectativas. Ya saben que hay que descontar un 2% de comisiones del compartimento y además hay estudios que nos vienen a decir que, por diversos motivos, en el paso de la teoría a la realidad se va un porcentaje de rentabilidad. Y ni que decir tiene, que las rentabilidades pasadas no garantizan las futuras. Pero una vez dicho esto, si la rentabilidad del 17% se queda en un 8% neto en un mercado bajista, sería un buen resultado.

Lo que está claro es que si los estudios nos hubieran dado una rentabilidad media del 8% difícilmente se podría conseguir.

Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *